Un estudio encuentra que el aumento de las tasas de mortalidad en EE. UU. está relacionado con la salud mental materna

Los funcionarios de salud que analizaron las crecientes tasas de mortalidad en los Estados Unidos descubrieron que las enfermedades mentales maternas son la principal causa de muertes relacionadas con el embarazo en los Estados Unidos, según nuevos datos publicados en la revista JAMA Psychiatry.

Los estudios han encontrado que las tasas de mortalidad materna en los Estados Unidos son entre dos y tres veces más altas que en otros países de altos ingresos.

Los datos encontraron que muchos programas que intentan combatir o reducir la mortalidad materna no incluyen un componente de salud mental que se centre en aspectos específicos del problema.

Los investigadores descubrieron que la propia educación de la madre, sus experiencias infantiles y sus vivencias en el útero determinan el riesgo de desarrollar trastornos mentales, que pueden verse agravados por diversas «exposiciones» en la vida, como afirman los autores del estudio.

El estudio revisó 30 revisiones recientes y 15 documentos históricos para obtener una comprensión más profunda de aspectos poco reconocidos de cómo las enfermedades mentales afectan la mortalidad materna.

Las restricciones al acceso a toda la gama de buenos cuidados reproductivos en los Estados Unidos plantean desafíos importantes y complican el embarazo. En el estudio, los autores escriben que la literatura histórica sobre el tema ha encontrado a menudo que durante el período perinatal, este período se asocia con un mayor riesgo de la llamada «nueva aparición» o enfermedad mental materna recurrente. Esto significa que las mujeres tienen un mayor riesgo de desarrollar nuevas enfermedades mentales durante el embarazo y el posparto.

Los datos muestran que alrededor del 14,5% de los embarazos resultan en depresión de nueva aparición, y otro 14,5% de las mujeres embarazadas desarrollan depresión de nueva aparición en los primeros tres meses posparto.

Los expertos en atención de la salud advierten que la morbilidad y la mortalidad maternas se combinan para constituir una verdadera emergencia de salud pública y escriben que la salud mental es la base de la buena salud.

Los datos también encontraron que las madres de grupos minoritarios raciales y étnicos y las de poblaciones de bajos ingresos tenían más probabilidades de experimentar un mayor estrés durante el embarazo causado por desigualdades sistémicas.

Según los CDC, los datos muestran que más del 80% de las muertes relacionadas con el embarazo en los Estados Unidos se pueden prevenir.

El estudio fue publicado con colaboradores como la Dra. Katherine Wisner del Hospital Nacional Infantil de Washington, D.C., y el Comité de Investigación Marcè de la Asociación Norteamericana de Salud Mental Perinatal.

Puede interesarte

¿Las mujeres embarazadas deben usar protector solar?Desmentiendo 5 mitos comunes sobre el cuidado de la piel durante el embarazo | Noticias de estilo de vida

El embarazo trae numerosos cambios físicos y emocionales al cuerpo de la futura madre. Entre …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *